Portada del sitio > Mensual > 2021 > 2021/07 > Un tráfico de expertos

Artes

Un tráfico de expertos

En el palmarés de los tráficos internacionales, el comercio ilegal de obras de arte ocupa el tercer puesto, tras el de la droga y las armas. Este sigue prosperando pese a la creación de unidades de investigadores especializados y la concienciación de lo que supone para los países saqueados. En Italia, se nutre de la actividad de estafadores bien relacionados y del blanqueo de obras por parte de expertos.

por Pascal Corazza, julio de 2021
JPEG - 195.9 KB
UGO SCHIAVI. – “I Was Here” (Estuve aquí), 2018

La cuestión de la restitución de las obras robadas a los países que en el pasado fueron colonias, al igual que los recientes saqueos en regiones de gran inestabilidad, han puesto de relieve las implicaciones, sobre todo políticas y simbólicas, del tráfico de arte. Pero, desde hace siglos, este negocio clandestino también se desarrolla al margen de toda efusión de sangre, aprovechando fisuras legales y moviendo los hilos de la oferta y la demanda, que reporta importantes beneficios: “El comercio ilícito de bienes culturales ocupa el tercer puesto de las actividades criminales internacionales, tras el tráfico de estupefacientes y de armas”, precisa Le Courrier de l’Unesco del 9 de octubre de 2020. El caso del pillaje, durante sesenta años, del patrimonio de Italia, rica en vestigios etruscos, griegos (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.

Artículo siguiente

Si el grano no muere