ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2009 > 2009/06 > Un giro en la estrategia de Pakistán

Frente a Al Qaeda y a los talibanes

Un giro en la estrategia de Pakistán

El relevo de un general a cargo de un territorio en guerra –el comandante en jefe de las tropas estadounidenses en Afganistán, David McKierman– tiene pocos precedentes en la historia de Estados Unidos. Ello confirma la importancia que la Administración de Obama otorga a lo que en Washington ya se llama “AfPak”: Afganistán y Pakistán. En este último país, el ejército ha desatado una ofensiva considerable contra los talibanes, que parece presagiar un giro estratégico de consecuencias múltiples.

por Najam Sethi, junio de 2009

En momentos en que la ofensiva contra los bastiones talibanes de la Provincia de la Frontera del Noroeste se prolonga, los habitantes del valle de Swat y de los distritos vecinos continúan huyendo de las zonas de guerra. Desde el lanzamiento de las operaciones, el 26 de abril, el Ejército y las fuerzas paramilitares han desplegado un dispositivo colosal –tanques, artillería pesada, disparos de mortero, aviones y helicópteros de combate– para desalojar y acorralar a los rebeldes. Y mientras que el alto mando se felicita todos los días por la muerte de decenas de talibanes, minimizando las pérdidas militares y civiles, las organizaciones no gubernamentales internacionales intentan alertar sobre la inminencia de una gran crisis humanitaria. Más de un millón de personas ya han huido del valle. Este éxodo masivo constituye el desplazamiento de población más importante en la historia del país.

Sembrando el terror entre las poblaciones locales y desafiando (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

En este número

Todo el sumario