ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/07 > Todos somos mutantes

Beneficios y peligros de la revolución genética

Todos somos mutantes

¿Es necesario modificar al ser vivo cambiando la información que los organismos se transmiten de una generación a otra, es decir, su patrimonio genético? En la actualidad se dispone de herramientas que permiten intervenir en los genomas de una manera dirigida y precisa, algo que la naturaleza hace de forma aleatoria. Más que al éxtasis o al espanto, esta perspectiva llama a una reflexión racional: ¿para quién y para qué?

por Bernard Dujon, julio de 2017

“¿Está a favor o en contra?”. En el campo de la genética, y más concretamente en el de las modificaciones genéticas dirigidas de los genomas, esta pregunta en forma de dilema suplanta a menudo a las demás. Se formula con insistencia todavía más estridente desde la puesta a punto de nuevas herramientas moleculares, llamadas CRISPR, que permiten cortar, eliminar o sustituir secuencias muy concretas del genoma con facilidad. En teoría, estos métodos tienen ilimitados ámbitos de aplicación. ¿Pero se puede realmente saber qué toca pensar antes de entender de qué se está hablando?

Modificar un genoma consiste en sustituir de manera focalizada un gen o un fragmento de gen por un elemento –un fragmento de ADN– que tiene por misión repararlo o, por el contrario, inactivarlo. En el laboratorio, los investigadores utilizan este procedimiento desde hace ya varias décadas, pero con otras herramientas moleculares de limitado uso a causa de su (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.