ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2004 > 2004/02 > Síntomas

Síntomas

febrero de 2004

Si bien Jürgen Habermas piensa que la razón, que permite una comunicación transparente y sin manipulación, es susceptible de curar los males de la modernización –entre ellos el integrismo y el terrorismo–, Jacques Derrida estima que esas tensiones destructivas pueden ser detectadas y designadas, pero no enteramente controladas ni vencidas. Habermas cuestiona la velocidad con que se impuso la modernización, y la reacción de defensa que ella provoca en el seno de los modos de vida tradicionales, mientras que –para Derrida– esa reacción es producto mismo de la modernidad. Para él, el terrorismo constituye el síntoma de una enfermedad auto-inmune que amenaza la vida de la democracia participativa, el sistema legislativo que la garantiza, y una verdadera separación de los terrenos religiosos y laicos. La auto-inmunización provoca la muerte espontánea de los mecanismos de defensa que deberían proteger el organismo de una agresión exterior. A partir de ese inquietante análisis, (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

Artículo anterior

¿Qué es el terrorismo?

Artículo siguiente

¿Qué es el terrorismo?