ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2016 > 2016/11 > Masoquismo electoral

Masoquismo electoral

por Serge Halimi, noviembre de 2016

Singular paradoja: la herencia de Margaret Thatcher es repudiada en su país en el momento en el que sus pociones económicas más amargas hacen escuela en Francia. El pasado 5 de octubre, la primera ministra británica, Theresa May, esgrimía a los militantes de su partido un discurso que debe haber desconcertado a unos cuantos. Denuncia de una sociedad gangrenada por los privilegios de los ricos, defensa del papel del Estado –“que está ahí para proporcionar lo que los individuos, las comunidades y los mercados no pueden aportar”–, mención recurrente de los “derechos de los trabajadores”, elogio al impuesto –“el precio que pagamos para vivir en una sociedad civilizada”–, panegírico de los servicios públicos, sobre todo de la educación y de la sanidad –cuyo personal fue ovacionado–, estímulo del gasto público en los sectores de la vivienda y del transporte: aunque sólo fuera verbalmente, semejante volantazo programático provocó náuseas a los (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.