ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2004 > 2004/09 > Los condenados de la tierra en Camboya

Una fuente permanente de conflictos

Los condenados de la tierra en Camboya

Brasil y América Latina no tienen la exclusividad de los campesinos “sin tierra”. Este fenómeno de exclusión afecta a países como Sudáfrica y Zimbabwe, donde generó una crisis cuando el gobierno confiscó sus propiedades a los granjeros blancos. En Asia, India, Filipinas e Indonesia comparten este triste privilegio con Camboya, donde la multiplicación de los “sin tierra” puede poner en peligro la estabilidad.

por Sébastien de Dianous, septiembre de 2004

Bajo el agobiante calor de una siesta en plena estación seca, Yam Djé camina rápidamente en medio del campo. Pareciera que nada crece en esta tierra amarillenta que se extiende hasta perderse de vista, unos kilómetros al sur de Siem Reap, ciudad desde donde se accede a los templos de Angkor, principal atractivo turístico de Camboya. Los arrozales están secos y el paisaje es desolador. De su pequeña parcela, Djé –padre de nueve hijos– obtendrá en algunos meses papas, maíz y arroz. Cuesta creerlo. ¿No lo perderá todo por falta de agua? La pregunta lo hace sonreír: “sólo si la lluvia tarda en llegar”. Pero siempre nos las arreglamos. En efecto, Djé tiene otros enemigos mucho más serios que la sequía.

En un país pobre como Camboya, la tierra representa una importante riqueza, la única en poder de los campesinos. Ahora bien, en Siem Reap, el boom de la construcción multiplicó (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.