ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2004 > 2004/07 > Las prudencias del candidato Kerry

Política exterior americana

Las prudencias del candidato Kerry

Los diferentes grupos de resistencia en Irak, han acompañado la preparación de la transición de 30 de junio de 2004, con un número de atentados in crescendo. A pesar del cambio de fachada, la administración estadounidense conservará el poder real en Bagdad lo que no parece natural para reducir la intensidad de las violencias. Esta solución, verdaderamente embarazosa, implica una sensible erosión de la popularidad del presidente George W. Bush. Sin embargo, el candidato demócrata John Kerry, no parece sacar provecho de ello, al no condenar de una manera más tajante la política de la administración y oponer planteamientos verdaderamente diferentes.

por Michael T. Klare, julio de 2004

“Se hará todo lo necesario para defender la seguridad nacional y seguiremos contando con el ejército más poderoso del mundo”, declaró el 2 de septiembre de 2003 el candidato demócrata estadounidense, John Kerry. Y añadió que si fuera necesario utilizar la fuerza contra los terroristas “no dudaré en hacerlo”. Fue en un marco poco habitual y marcial en el que el senador de Massachusetts lanzó su campaña, junto a la imponente silueta del portaaviones USS Yorktown, amarrado en el muelle.

Desde entonces, Kerry no ha dejado de adoptar la pose del jefe de guerra, llegando incluso a acusar al actual presidente de falta de determinación en cuestiones de defensa, algo (casi) nunca visto en un candidato demócrata: “George Bush heredó el ejército más poderoso del mundo y lo debilitó. Muchas veces nuestras tropas afrontan el fuego sin disponer de las armas y del material que les permitirían protegerse correctamente del peligro”, (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.