ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2009 > 2009/03 > Israel, acusado de crímenes de guerra

Por los abusos cometidos en Gaza

Israel, acusado de crímenes de guerra

Las elecciones del 10 de febrero pasado en Israel han confirmado el giro hacia la derecha del electorado. Aunque el partido Kadima de Tzipi Livni obtuvo el mayor número de escaños, el Presidente Shimon Peres designó como Primer Ministro al derechista Benjamín Netanyahu por tener éste mayores posibilidades de constituir un gobierno en alianza con la extrema derecha. Se avecinan tiempos duros para los palestinos. Y se alejan las perspectivas de paz. A menos que la Administración estadounidense del presidente Barack Obama consiga sentar a su aliado israelí en la mesa de negociaciones. No será fácil. Pero Israel debe tener en cuenta que, después de los crimenes cometidos en Gaza por sus militares, está perdiendo la batalla de la legalidad ante la opinion pública internacional.

por Richard Falk, marzo de 2009

Por primera vez desde su creación, en 1948, el Estado de Israel debe enfrentarse a graves acusaciones de crímenes de guerra, provenientes de personalidades mundialmente respetadas. El propio secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, que siempre es prudente en relación con las acciones de Estados soberanos, sobre todo cuando están alineados con la política del miembro más influyente de la ONU, Estados Unidos, se ha unido a la petición de una investigación y de posibles acusaciones judiciales. Es cierto que el ataque lanzado el 27 de diciembre de 2008 contra la Franja de Gaza difiere de todos los precedentes recursos a la fuerza de Israel, tanto por las armas utilizadas como por la aplicación de una táctica criminal contra una población indefensa.

Mil trescientos treinta palestinos y trece israelíes resultaron muertos (algunos de éstos por “fuego amigo”), lo que da una relación de más de cien a uno. (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.