ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2009 > 2009/12 > Impotencia de la izquierda israelí

El partido laborista enganchado a la derecha

Impotencia de la izquierda israelí

Los intentos del presidente Barack Obama de reactivar el proceso de paz en Oriente Próximo se estancan, a pesar de las idas y venidas diplomáticas del enviado especial estadounidense George Mitchell. El rechazo de Benjamín Netanyahu a paralizar la colonización obstaculiza la reanudación de negociaciones serias con una Autoridad Palestina debilitada por las divisiones. La larga agonía del Partido Laborista, adherido al neoliberalismo y a la política de “conquistar la tierra”, contribuye al bloqueo.

por Zeev Sternhell, diciembre de 2009

El verdadero drama de la izquierda laborista –y de la sociedad israelí en general– reside en su impotencia. Las razones que condujeron a la debacle electoral de febrero de 2009, no difieren fundamentalmente de las de la derrota histórica de 1977, cuando la derecha llegó por primera vez al poder.

Esas razones residen esencialmente en las estructuras ideológicas de un movimiento incapaz de ofrecer una perspectiva para salir del doble hundimiento en el neocolonialismo y en el neoliberalismo. Así, muchos israelíes de izquierdas toman conciencia de encontrarse a la cabecera de un enfermo grave, si no moribundo.

Este largo descenso a los infiernos no tiene tanto que ver con el desgaste del poder o la evolución general de la sociedad, sino con la impotencia de la izquierda para gestionar, en primer lugar, la victoria militar de junio de 1967 y luego, la histórica posibilidad de los acuerdos de Oslo de 1993. La (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.