Portada del sitio > Mensual > 2005 > 2005/08 > Como diez mil soles

Como diez mil soles

agosto de 2005

La bomba lanzada sobre Hiroshima a las 08.15 de la mañana, explotó 45 segundos más tarde a 600 metros de altura, sobre el centro de la ciudad. Los dos bloques de uranio 235 que contenía fueron violentamente proyectados uno contra otro por un explosivo: una vez alcanzada la masa crítica de combustible nuclear, la reacción en cadena se propagó como un relámpago. Los primeros núcleos de uranio estallaron proyectando neutrones que rompieron los núcleos vecinos, que a su vez emitían neutrones que dese­ncadenaban nuevas fisiones... La potencia nuclear se aceleró de manera extraordinaria: en menos de una millonésima de segundo una cantidad de 10*24 (10 elevado a la potencia 24) de núcleos de uranio entraron en fisión en una catarata de generaciones. Por primera vez en la historia de la Humanidad, la materia se transformaba en una energía colosal.

La destrucción de algo más de un kilo de uranio liberó una (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.

En este número

Todo el sumario