ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2007 > 2007/11 > Washington juega con fuego en Somalia

El Cuerno de África: conflictos regionales y “guerra al terrorismo”

Washington juega con fuego en Somalia

Somalia, camino del caos y la división desde 1991, es también un desafío internacional. Estados Unidos, temeroso de un nuevo Afganistán, lleva a cabo allí una guerra a través de Etiopía, enrolada en la lucha contra el terrorismo. La Unión de Tribunales Islámicos (UTI) ha sido puesta en marcha por Mogadiscio, pero al precio de despertar viejos conflictos regionales. A finales de agosto, una enésima conferencia de reconciliación ha fracasado en su intento de volver a dar una imagen de unidad a un país que se ha convertido en el cáncer del Cuerno de África.

por Philippe Leymarie, noviembre de 2007

“Nuestros ‘muyahidín’ combatieron ferozmente a los invasores etíopes y a sus lacayos somalíes... En respuesta, el enemigo de Alá utilizó artillería pesada... Quemaron completamente el mercado con el objetivo de destruir la propiedad islámica en Somalia”. Así se expresa el jeque Muktar Robo Abu Mansur, dirigente del movimiento clandestino Shahab (Juventud), ala radical de los islamistas somalíes. En Mogadiscio, la guerrilla no cesa, desde la caída, en enero de 2007, del régimen de la Unión de Tribunales Islámicos (UTI) que controlaba la mayor parte del centro y el sur del país. El inmenso mercado Bakara, conocido sobre todo por sus almacenes de armas y municiones, se esfumó a principios de octubre, después de que algunos rebeldes atacaran el Ministerio de Defensa; la radio Shabelle, una de las pocas estaciones independientes del país, fue cercada por el ejército y silenciada...

El nuevo representante especial de Naciones Unidas (ONU), el mauritano Ahmedu Uld (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.