ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2005 > 2005/06 > Libre Pensamiento

En las revistas

Libre Pensamiento

Nº 47. Primavera 2005.

junio de 2005

Desde hace bastantes años se viene incumpliendo sistemáticamente la legislación vigente, al tiempo que se ponderan como valores casi únicos todos aquellos que emanan de lo puramente material. Se enaltece el pensamiento único. Y para tal fin, la radiotelevisión es el vehículo ideal. A nadie se le escapa que estamos asistiendo a una regresión del pensamiento crítico, donde el debate brilla por su ausencia, con unas consecuencias verdaderamente alarmantes. Como en otras etapas históricas, la desaparición de la crítica política puede ser el principal síntoma de rebrotes fascistas (...) En nombre de lo rentable y lo economicista, se pisotean la inteligencia y la sensibilidad. Y como consecuencia, se degrada de manera alarmante el producto televisivo, tanto ética como estéticamente. Lo que el espectador de hoy está condenado a ver suele ser a menudo zafio o carente de creatividad. Javier Díez Moro contribuye al debate televisivo en el artículo “Radiodifusión y (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

Artículo anterior

¿Adónde vamos?

Artículo siguiente

Retrato de un omnisciente