ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2009 > 2009/03 > El euro, en tiempos de crisis

Décimo aniversario de la moneda única

El euro, en tiempos de crisis

Eslovaquia es, desde el 1 de enero de 2009, el decimosexto país que ha adoptado la moneda única europea. “¡El euro, al que se acaban de unir nuestros amigos eslovacos, es un euro estable, un euro que protege nuestras economías y a nuestros conciudadanos!”, declaró Bruno Le Maire, secretario de Estado francés de Asuntos Europeos. Sin embargo, la crisis financiera revela tanto las debilidades como los logros de esta moneda que nació hace diez años. Sacudida en sus fundamentos económicos, la Unión Europea se agrieta.

por Laurent L. Jacque, marzo de 2009

¿Pone en tela de juicio la perennidad del euro la tormenta financiera que hace estragos en la economía internacional? Sus abogados defensores están seguros de lo contrario. En diez años –argumentan– la zona euro se ha vuelto un puerto de paz y de estabilidad que ofrece una moneda fuerte, si no estable, a la segunda economía mundial. Además, el 1 de febrero de 2009, Eslovaquia fue el decimosexto país en adherirse a ella. Más aún, los Estados que habían pasado por alto el lanzamiento de la moneda única en 1999 (Dinamarca, Reino Unido y Suecia) estarían reconsiderando su posición; la corona danesa incluso podría unirse próximamente al euro.

Fuertemente independiente de los poderes políticos, el Banco Central Europeo (BCE) –agregan los partidarios de la moneda única– ha sabido controlar el crecimiento de la oferta de dinero llevando la inflación a cerca del 2%; las tasas de interés nominales se establecen en (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.