ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2016 > 2016/02 > Antonio María Rouco Varela

Mis encuentros con personalidades

Antonio María Rouco Varela

por Ramón Chao, febrero de 2016
JPEG - 950.9 KB
WOZNIAK. - www.wozwoz.net

Villalba es una pueblito de unos seis mil habitantes ubicado en el meollo de la “Terra Cha” lucense. Sobre todo despunta el Gran Hotel, modesto y familiar, como lo describían las guías turísticas, aunque no pasaba de ser una humilde fonda y careciese de “agua caliente en todas las habitaciones”, según fanfarroneaba la propaganda del dueño. En la prolongada recta que parte el municipio en dos, formada por casuchas cuando más de piso y buhardilla, su mole sobresalía por encima de tejados y azoteas. Señero dulce y firme, lograba equipararse con el campanario parroquial, apreciable en el horizonte.

Villalba –donde nacimos los Chao– es también la patria chica de Manuel Fraga Iribarne y de monseñor Rouco Varela. Cuando se alude al primero se contesta con una exclamación, y si (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

LMD en español